Haití: Relato de una visita relámpago al Reino de Este Mundo, primera parte

Breve recuento histórico

De cierta forma, este viaje de poco menos de una semana es parte de una historia relativamente reciente–marcada por el comienzo del proyecto de construcción de la escuela después del terremoto de 2010–y de otra un tanto más larga que antecede la destrucción causada por el sismo y que refleja, por un lado, el trágico desarrollo político-económico de Haití y, por el otro,  el gran gesto de solidaridad incuestionable de parte del Comité de Solidaridad con el Pueblo de Haití en Puerto Rico (http://redesperanza.org/5.html).  En este segmento y en otros por venir trataré de ir hilvanando estas historias complejas que, sin embargo, pretenden dar sentido y profundidad a mi experiencia en este país caribeño, fuente primera de lo ‘real maravilloso’.  Quizás la aseveración resulte innecesaria o inclusive obvia para algunos, pero quisiera empezar recalcando que los haitianos y las haitianas no son diferentes a otros seres humanos: como todos y todas en este planeta, ellos y ellas tienen derecho a una vida digna y plena, con libertad,  justicia, salud y seguridad personal y familiar.   Igualmente, tienen derecho a una educación enriquecedora y relevante que  atienda los retos de su realidad contemporánea, resaltando a su vez las virtudes culturales y sociales características de ese pueblo y reforzando el desarrollo individual y colectivo de su sociedad.

Sin embargo, la realidad histórica y social del Haití de hoy nos muestra un ejemplo extremo y trágico de lo que ocurre cuando el abuso, la codicia y la violencia se empeñan en dirigir el destino de un pueblo crónicamente empobrecido, racializado y condenado por unos grupos poderosos que desde sus inicios han secuestrado el interés público tanto desde fuera de sus fronteras, como desde dentro del país.  Por ello es equivocado pensar que la situación del pueblo haitiano representa un cierto “castigo divino” el cual están destinados a sufrir, o algún maleficio autoinfligido que “ellos mismos se han buscado” por su naturaleza rebelde, negra y voodoo.  Muy por el contrario, la historia haitiana habla de la opresión estratégica y explícita de unos pocos contra el afán de libertad de muchos miles.  Basta con repasar algunos acontecimientos mayores para ubicar este relato en su justa perspectiva.  Pero como la historia es larga y el espacio corto, solo mencionaré algunos de estos elementos históricos que vale la pena mantener siempre presente y que deberíamos tener !prohibido olvidar! Al final de este segmento añado además otros recursos para quienes deseen conocer más detalles de esta fascinante y angustiosa historia. [La historia de cualquier grupo humano es importante y debe ser estudiada con igual detenimiento e interés si deseamos entender su presente y sus posibilidades de futuro.]

1697 – España cede la porción oeste de La Española a Francia, convirtiéndose en Haití

1804 – La revolución esclava en Haití logra su independencia de Francia, convirtiéndose así en la primera república negra en las Américas

1825 – Francia le exige a Haití que le pague una compensación por haberse liberado a cambio de reconocerla como república libre. Se estima que esta compensación es equivalente a $21 billones hoy día (en 1825 la cifra era de 150 millones de francos, tres veces el valor de la colonia)

1864 – Los Estados Unidos reconoce finalmente a Haití como un estado independiente

1915 – Los Estados Unidos invaden Haití para proteger sus intereses económicos en el país

1934 – Los Estados Unidos terminan la invasión, pero mantienen su presencia y presión política y económica

1956-1971 – Tras un golpe de estado, Francois “Papa Doc” Duvalier toma el poder y establece una de las dictaduras militares más violenta y represiva de la región, ayudado por su policía privada los “Tonton Macoutes”

1971-1986 – Tras la muerte de Papa Doc, su hijo de 19 años, “Baby Doc” se declara presidente vitalicio y continua la dictadura militar hasta que es forzado a huir del país en 1986

1990-1991 – Luego de años de inestabilidad política y cambios de gobierno temporeros, Jean-Bertrand Aristide es electo democráticamente, aunque también es depuesto meses más tarde en otro golpe militar dirigido por el general Raúl Cedras

1994 – El gobierno militar es forzado a retirarse bajo la amenaza de una nueva invasión por Estados Unidos.

1995 – Las Naciones Unidas envían tropas a Haití dirigidas por Brasil

2000 – Aristide es electo nuevamente como presidente, pero esta vez su partido está dividido en facciones contrarias que devuelven la inestabilidad al país

2002 – Haití ingresa a CARICOM

2003 – La ahora centenaria religión Voodoo es reconocida como religión oficial de Haití junto a otras prácticas religiosas. Aristide le exige a Francia que le devuelva el dinero injustamente pagado por el pueblo haitiano como parte del ‘acuerdo de compensación’ firmado en 1825.

2004 – Aristide es forzado a huir del país y es “escoltado” por los Estados Unidos hacia África del Sur

2008 – Una serie de huracanes y tormentas tropicales azotan Haití dejando centenares de muertos y heridos

2009 – El Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional cancelan el 80% de la deuda que Haití tiene con ellos ($1.2 billones) en reconocimiento de su esfuerzo por combatir la pobreza y promover el desarrollo económico del país

2010 – El 12 de enero un temblor de magnitud 7.0 mata alrededor de 300,000 personas, destruyendo más del 80% de la infraestructura en las ciudades principales.  A finales de enero Venezuela cancela la deuda de Haití con este país que alcanza los $295 millones.  En octubre de este año se desata una epidemia de cólera que ha matado a más de 5,500 personas.

2011 – Más de 600,000 personas todavía están desalojadas como resultado del terremoto. Baby Doc Duvalier y Jean-Bertrand Aristide regresan a Haití del exilio. Baby Doc enfrenta cargos por corrupción y violación de derechos humanos durante su dictadura. Un nuevo presidente es electo, Michel Martelly, pero el parlamento del partido contrario se opone a aprobar un nuevo primer ministro.  La ONU designa al ex-presidente norteamericano Bill Clinton como su enviado especial para Haití y lo nombra, junto al ex-primer minstro de Haití, co-director de la Comisión Interina para la Reconstrucción de Haití, convirtiéndolo extraoficialmente en el responsable de la reconstrucción y el futuro desarrollo de Haití.

Recursos sugeridos:

Libros –

Alejo Carpentier’s “El Reino de Este Mundo” (2009 [1949])

Paul Farmer’s “Haiti After the Earthquake” (2011) & “Pathologies of Power” (2004)

Eduardo Galeano’s “Las Venas Abiertas de America Latina” (2009)

Websites –

Brote de Cólera en Haití (http://www.cubadebate.cu/noticias/2011/07/07/alerta-en-haiti-ante-nuevo-brote-de-colera/)

Comité de Solidaridad con el Pueblo de Haití (http://redesperanza.org/5.html)

Democracy Now! (http://www.democracynow.org/tags/haiti)

Haiti Libre (http://www.haitilibre.com/en/)

Inside Disaster (http://insidedisaster.com/haiti/the-haiti-earthquake)

La Nación (http://www.lanacion.com.ar/1221753-la-historia-de-haiti-entre-desastres-y-golpes-de-estado)

Partners in Health (http://www.pih.org/haiti/news)

Documentales –

“The Agronomist” (video documental, 2003)

Publicado el agosto 2, 2011 en Educacion, Yo opino y etiquetado en , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. 1 comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: