Archivos Mensuales: abril 2012

Belice | Belize

Click to play this Smilebox slideshow
Create your own slideshow - Powered by Smilebox
Digital slideshow customized with Smilebox
Anuncios

Bonito video-canción: Aquarela–Toquinho

Portugues

 

Español

La Ciudad de los Pozos — Jorge Bucay

La Ciudad de los Pozos

Esta ciudad no estaba habitada por personas, como todas las demás ciudades del planeta. Esta ciudad estaba habitada por pozos. Pozos vivientes… pero pozos al fin.

Los pozos se diferenciaban entre sí, no solo por el lugar en el que estaban excavados sino también por el brocal (la abertura que los conectaba con el exterior). Había pozos pudientes y ostentosos con brocales de mármol y de metales preciosos; pozos humildes de ladrillo y madera y algunos otros más pobres, con simples agujeros pelados que se abrían en la tierra.

La comunicación entre los habitantes de la ciudad era de brocal a brocal y las noticias cundían rápidamente, de punta a punta del poblado.

Un día llegó a la ciudad una “moda” que seguramente había nacido en algún pueblito humano: La nueva idea señalaba que todo ser viviente que se precie debería cuidar mucho más lo interior que lo exterior. Lo importante no es lo superficial sino el contenido.

Así fue como los pozos empezaron a llenarse de cosas. Algunos se llenaban de cosas, monedas de oro y piedras preciosas. Otros, más prácticos, se llenaron de electrodomésticos y aparatos mecánicos. Algunos más optaron por el arte y fueron llenándose de pinturas , pianos de cola y sofisticadas esculturas posmodernas.

Finalmente los intelectuales se llenaron de libros, de manifiestos ideológicos y de revistas especializadas.

Pasó el tiempo.

La mayoría de los pozos se llenaron a tal punto que ya no pudieron incorporar nada más. Los pozos no eran todos iguales así que , si bien algunos se conformaron, hubo otros que pensaron que debían hacer algo para seguir metiendo cosas en su interior… Seguir leyendo

Dedicado a los viajeros forzados . . . Por que siempre quedan en nuestros corazones

Para tod@s l@s migrantes de cualquier espacio y tiempo que toman la difícil decisión de alejarse–a veces solo en sueños y a veces en silencio.

BOLSOS RELLENOS DE NOSTALGIA

Cambia el cambio, pasa el paso y todo sigue cambiando.

El viento sigue azotando desde que la historia es historia

Tirándonos de un lado a otro entre gentes y naciones.

Es un mar de movimientos caribe—embudo del mundo

Meteorología imprecisa de aventuras y miedos

Tira y jala constante entre lo palpable y lo etéreo.

Salimos por gotero y a veces a chorros por los aires

Buscando o buscándonos, recordando, sin olvido.

Fletamos esperanzas mil veces ya anheladas en las casas desgastadas

Y empeñamos la cercanía de lo cotidiano que creímos un día seguro.

Nos unen la nostalgia, el calor y lo aprendido

En batallas personales de familiares desencuentros.

Empacamos heridas contundentes de celos e incomprensión

Entre bolsos rellenos de nostalgia, arrepentimiento y amor

No escogemos muchas veces los destinos temporales

Y seguimos rutas escabrosas entre viejos mundos y nuevos.

El progreso no esta claro como tampoco el regreso

Aunque seguimos buscando o buscándonos, recordando, sin olvido.

Siempre velan amorosas madres desde lo alto y bajo de la tierra

Consolando nuestros sollozos con azúcar y miradas tiernas.

¡Maria y Ana! Pedimos a gritos en los momentos más duros

Reconociendo su huella innegable en el hombro exhausto de nuestras trincheras

Vuelan chiringas desatadas, bailando rumbo al no se qué

Pero siempre miran con  sus aleteos la tierra que las vio nacer.

Cambia el cambio, pasa el paso y todo sigue cambiando.

Vivimos buscando o buscándonos, recordando, sin olvido.

Asegurándonos de no desterrar en mudanzas materiales

Los lazos solidarios que nos mantienen unidos!!!!!